Química Forense – Cazar terroristas por los pelos

Ciencia Química en el siglo XXI

Hace unos días, mientras leía que el pelo de momias revela la dieta de hace 2.000 años en la costa peruana, recordé con cariño una investigación de Química forense en la que participé junto a colegas del Reino Unido y que originó titulares de prensa tan jugosos como el azufre de un pelo podría delatar a un terrorista, un pelo puede “seguir” el rastro de un terrorista por el mundo, un cabello como cuaderno de viaje y así hasta un total demás de 30 reseñas en medios de difusión y divulgación científica. Finalmente no me pude resistir y hoy me he animado a traérosla al blog.

La química es una de las principales áreas de la ciencia forense. Más allá de las tradicionales huellas dactilares y la omnipresente reacción del luminol, donde se produce una característica luz azul (quimioluminiscencia) tras pulverizar…

Ver la entrada original 869 palabras más

Nanopolvos – Cuando el tamaño sí importa

Ciencia Química en el siglo XXI

Siguiendo la estela del artículo anterior «Sobre huesos y piedras: a propósito de los biomateriales», hoy hablaremos de nanopolvos, más conocidos como nanopartículas, abarcando un pequeño grupo de ellas que nos ayudan en la salud, tanto de nuestro patrimonio cultural como de nuestro organismo.

Nanopartículas – Datos de interés

Como sabéis, las nanopartículas son aquellos materiales en los que al menos una de sus dimensiones mide entre 1 y 100 nanómetros (1 nanómetro equivale a una mil millonésima parte de un metro). Sus propiedades suelen ser distintas a las que presenta el material en dimensiones de sólido volumétrico, lo que las hace tremendamente atractivas para el estudio de nuevas y futuras aplicaciones. Si aún no lo habéis hecho, os recomiendo encarecidamente la lectura del artículo «Química y Nanotecnología: Premio San Alberto Magno a la mejor Tesis Doctoral».

Copa de LicurgoDesde hace unos años (más bien…

Ver la entrada original 904 palabras más

Sobre huesos y piedras: a propósito de los biomateriales

Ciencia Química en el siglo XXI

Biomateriales. Huesos y piedrasSi nuestros huesos sufren el paso del tiempo volviéndose más quebradizos, las piedras, sostén de nuestros monumentos, no se libran de sus efectos.

Es cierto que hay muchos más factores, pero todos en conjunto y contando con el tiempo como cómplice, consiguen que tanto huesos como piedras se fracturen, erosionen y pongan en riesgo el equilibrio arquitectónico de nuestro cuerpo y de nuestro patrimonio cultural, necesitando ser reparados e, incluso, sustituidos.

Además de sufrir estos procesos tan similares, huesos y piedras tienen en común que pueden beneficiarse de nuestro conocimiento en biomateriales¡Comenzamos!

¿Qué son los biomateriales?

Ver la entrada original 1.268 palabras más

La Química de los Polioxometalatos. ¿Una lástima de doctorado?

La tenacidad en la investigación Química

Ciencia Química en el siglo XXI

«Menudo doctorado… Cómo me lo he currado y no veo el resultado».

Dicen que internet es una ventana al mundo. Estando las redes sociales en pleno apogeo, si quieres estar en la “onda”, tienes que tener de todo. Pues en efecto, yo tengo correo electrónico, dos para ser exactos. El oficial para cosas serias y el de variedad (el que te haces de pequeña con nombre absurdo…) para las tonterías. También tengo Tuenti, Facebook, Picassa, Twitter, Researchgate y cómo no, LinkedIn.

Fue en LinkedIn donde contacté con el Dr. Justo Giner para pedirle “consejo” sobre mi futuro. A veces, ves los CVs tan impresionantes de la gente que en tus días positivos piensas… lo están exagerando… pero hay días no tan buenos que dices, madre mía, que he estado haciendo yo en tantos años…

En fin, mi mensaje en LinkedIn, decía algo así como “¿y después…

Ver la entrada original 1.813 palabras más

«Dinero y boom farmacéutico», a propósito del insomnio y la píldora anticonceptiva

Ciencia Química en el siglo XXI

¡Oh, doctor, no puedo dormir! Cuántas veces se dice eso, ¿verdad? Al igual que con mi artículo anterior ¿Qué sería de mí sin mi barra de labios?, volvamos al pasado sin perder de vista la perspectiva económica, a ver qué nos encontramos…

Érase una vez, allá por los años cincuenta, cuando surge el boom farmacéutico en Estados Unidos y, seguido, el económico. Hacían medicamentos de todos los tamaños, colores y motivos. ¿Querría decir otra cosa Mary Poppins con aquello de las píldoras que os dan..?

Hay anécdotas miles, contaré dos. La primera: las señoras de clase alta, para adelgazar, iban al restaurante de moda y no comían, sólo se limitaban a sentarse, ver y dejarse ver, junto a sus acompañantes y modelos de alta costura, porque antes de salir de casa ya habían tomado anfetaminas para mitigar el hambre y estar activas.

Y la…

Ver la entrada original 516 palabras más