Química Forense – sobre la Sumisión Química con Finalidad Sexual

Ciencia Química en el siglo XXI

A lo largo de la historia, los seres humanos hemos empleado las sustancias químicas, naturales y sintéticas, con diversas finalidades. Ejemplos tenemos en las armas químicas para la guerra, las sustancias alucinógenas asociadas a ritos religiosos de algunas culturas, o las sustancias que a modo de “muleta química” han sido consumidas para incrementar el vigor y la resistencia física.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando empleamos sustancias químicas para manipular o destruir la voluntad de una persona? Entonces hablamos de sumisión química (soumission chimique), que se basa en la disminución o alteración del grado de consciencia y de la capacidad de juicio de una persona, mediante el empleo de sustancias químicas.

Sumisión Química - La Química en el siglo XXI¿De qué tipo de sustancias estamos hablando?

Ver la entrada original 941 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s